Pasta estilo oriental

Una receta que me encanta, y que espero que os guste a vosotros también.

Imagen

-Espaguetis – Tallarines

-1 Pechuga de Pollo

-5-6 Gambas

– 1/2 Pimiento rojo

-3-4 Campiñones

-Aceite de girasol

-Salsa de soja

Empezamos cociendo la pasta como nos indica el fabricante, hasta que esté en su punto.

Troceamos la pechuga de pollo en trozos pequeños.

Pelamos las gambas y les dejamos la ultima parte, la de la cola.

Laminamos los champiñones y cortamos el pimiento.

Una vez todo preparado empezamos a saltear todos los ingredientes individualmente y retiramos.

Cuando retiremos los espaguetis del agua, los ponemos en la sarten donde hemos salteado los ingredientes,y salteamos también añadiendo la salsa de soja poco a poco parra que no se queme y removemos sin parar durante unos 2 minutos aproximadamente y retiramos.

Servimos y a disfrutar!!!! Saludos!!!!

Rollitos de Camembert con Mermelada de Tomate

Una receta muy fácil y buena que combina los sabores perfectamente, ya que al salado del queso le mezclamos el dulce de la mermelada y ya si añadimos el crujiente de la pasta filo….una combinación de lujo.

Imagen

Para la mermelada de tomate, podemos ver las cientos de recetas que hay por internet para hacer la nuestra propia,o como en mi caso, comprarla ya hecha de la marca Rio Búrdalo (no es publicidad es solo daros una idea de una que seguro os va a encantar) ya que la había probado en otras ocasiones y sabia que está deliciosa.

Para los Rollitos necesitaremos :

1 Hoja de Pasta Filo

2 Rectángulos de Queso Camembert

Un poco de mantequilla.

Precalentamos el horno 15 minutos a 180º.

Pues preparar los rollitos es muy sencillo, lo primero cortamos por la mitad la pasta filo.

Fundimos la mantequilla y untamos ligeramente la capa interior de las 2 hojas de pasta que tenemos.

En un extremo ponemos el rectángulo de queso camembert (y si tenéis cebolla caramelizada podemos agregar un poco) y enrollamos presionando para conseguir que sea circular.

Por último volvemos a un untar los rollitos con la mantequilla fundida e introducimos en el horno hasta que estén dorados y queden crujientes.

Cerrar bien los rollitos para evitar que si el queso se funde se salga por algún lado.

Imagen

Retiramos del horno y servimos con la mermelada de tomate y a disfrutar.